21/12/12

21·12·12


Alineamiento maléfico del sol con el centro de la Vía Láctea, inversión de los polos magnéticos, colisión de la tierra con un planeta... El apocalípsis anunciado por profetas más o menos  iluminados adopta formas variadas. 
Los pueblos mesoamericanos tenían una noción del tiempo diferente a la nuestra. Descodificar la lengua y el calendario de cuenta larga de los mayas fue tarea ardua. El esplendor de su cultura brilló un corto período de tiempo (entre el año 250 y el 900 d.c.). Quedan pocos testimonios de esta civilización entre otras cosas, porque el franciscano Diego de Landa que viajó a la península del Yucatán en 1549 a evangelizar a los pueblos indígenas, se apresuró en manifestar terribles Autos de fe quemando innumerables y valiosísimos documentos mayas: piedras labradas, vasijas y códices, entre otras joyas. Paradójicamente, fue este monje pirómano quien, en su vejez, a partir de los relatos orales de los últimos indígenas, compiló en el manuscrito Relación de las cosas de Yucatán todo el saber que había fulminado. Tal vez pretendió asegurarse la indulgencia plenaria recuperando algo de la valiosa información que destruyó en su época de inquisidor. 
Las sociedades mesoamericanas tenían una intensa actividad ritual que seguía el ritmo de los ciclos de su calendario. Utilizaban dos calendarios: el civil haab de 365 días y el sagrado tzolkin de 260 días repartidos en 13 meses de 20 días y que servían para coordinar los ciclos de Marte, Venus, Saturno y Mercurio. La combinación de fechas mediante los dos sistemas era suficiente en la vida práctica ya que la coincidencia de un día en ambos se producía una vez cada 52 años, lo que rebasaba con creces la expectativa de vida de cualquier indígena. 
El descubrimiento en 1980 de un glifo en Tortuguero (Méjico) fue determinante para descifrar el calendario maya: la fecha de un fin de ciclo. Se trata del advenimiento de un fin de ciclo de 13 baktuns.
13 x 144.000 uinales = 1.872.000 días = 5.128,76 de nuestros años, ciclo que termina el 21 de diciembre de 2012.
Fin del mundo, no; fin de un ciclo. Tan naturalmente como se pasa del otoño al invierno un 21 de diciembre de 2012.



13/12/12

· Gestos comunes ·


Él: un hombre enjuto, flaco, barba blanca y gorro de lana azul hasta las cejas. Yo: toda de negro, falda, abrigo y gorro negro ladeado con cierta intención coqueta. Los dos nos hemos bajado en la misma estación a la misma hora, las 17h. 26mn. Él tiraba de un carrito amarillo cargado y viejo; parecía como si le hubieran borrado el logotipo de Correos para reciclarlo. Yo sujetaba un maletín negro grande y algo usado que aún conservaba cierta apariencia ejecutiva. Hemos hecho el mismo recorrido subterráneo, uno al lado del otro. El carrito amarillo y cargado circulaba rápido; el maletín negro menos abultado pero muy pesado no era tan ágil. Hemos salido en la misma avenida, hemos girado a la izquierda en la misma calle Hortaleza y nos hemos parado delante de la misma puerta. La librería aún permanecía cerrada. Hemos esperado los mismos siete minutos mirándonos extrañados. Se encienden las luces, se abre la puerta y se me adelanta el carrito amarillo. Los dos tenemos prisa. Ha sacado sus libros, todos de bolsillo y ya leídos (o no): La tía Tula, Tratado sobre la tolerancia de Voltaire y un montón más que que ha ido apilando sobre el mostrador. Cobra y se va. Avanzo y dejo los dos míos, muy voluminosos y sin leer aún. Cobro y me voy. Desciendo la escalera a gran velocidad, voy con retraso. No espero en el andén, subo rápido se cierran las puertas, me giro y estaba de nuevo ahí, con su carrito vacío y yo con mi maletín ligero.

26/11/12

· No retorno ·


Fui puntual a mi partida de dominó. Terminé rápido el café y el paripé. Me urgía salir. La obligación de estar con mi familia me acuciaba a coger la puerta y largarme. Pero también saber que me esperaban mis amigos pescadores que habían acabado su faena con el mar. Las escamas de su última jornada se confundían sobre sus uñas. Las veía incrustadas en sus dedos cuando tumbaban una ficha de dominó marcando el final de la jugada. Me esperaban en el pósito girando las fichas boca abajo, frotando su lado blanco sobre el mármol blanco de la mesa y en su lado negro rozando las yemas de los dedos de uñas con escamas.También me apremiaba el pulso tembloroso, el que se aplaca con el primer trago de sol y sombra. El segundo trago sol y sombra asegura la jugada vencedora del dominó. El tercero la tambalea y el cuarto restaura la bruma del retorno al hogar: 3 kilómetros por la carretera a Bédar. 
Me abrigo me despido y comienzo  a caminar. El frío no altera los grados de mi cuerpo, puestos en su sitio por el calor del sol y sombra. Emprendo un camino largo oscuro y silencioso, plagado de eses, las eses de mi vida.  Me detengo para  prender un cigarrillo. El viento del norte apaga mi llama. Le doy la espalda al viento del  norte para proteger el encendido en la solapa de mi abrigo y me pongo mirando al sur. Me olvido que tengo que volver sobre mis pasos, volver sobre las eses y girar en el sentido norte. Reemprendo mi camino equivocado hacia el sur y derivo en la ciudad de la que partí. Camino de vuelta, al no retorno.
Los vecinos ven mi regreso y me dan cobijo una noche además de tregua para retomar mañana el camino de vuelta a casa, el del no retorno. 


20/11/12

· Rizoma ·


Cerré los ojos.
Me sumergí sin escafandra
a toda velocidad.
Descubrí dos plantas más abajo
a la altura de mi estómago
un lago oscuro cubierto de nenúfares
rodeado por árboles negros y húmedos
acariciado por una niebla
ligera y evanescente.
Silencio.
Nunca lo había visto antes
nunca había escuchado silencio tan opaco.

¿Cómo puede mi estómago
albergar semejante paisaje
y que mis ojos no lo hayan visto antes?

Lago negro
eres rizoma
esencia que impulsa desde su letargo.

Eres parte de mi.
Acabo de reconocerte y he vuelto.


12/11/12

· Hijos Bastardos ·



Son hijos bastardos. Soy madre de hijos bastardos.
Prefiero que les abran los ojos así.
Aunque sea con faltas de ortografía.







9/11/12

· Acoso y derribo ·


Amaia Egaña, 
lloraré la desesperación de tu último minuto.


Amaia tenía 53 años. Sus dificultades económicas le impidieron pagar la hipoteca. Sé cómo proceden las entidades financieras: llaman con insistencia, acosan, amenazan. Yo sé hasta aquí. Ella no. La hostigaron y siguieron su rastro hasta que la acorralaron. Apuntaron el disparo en la nuca con una amenaza de muerte: el desahucio. Ella prefirió salvar su honor con el acto más sublime de libertad: el suicidio. El acto más excelso del querer del hombre, siendo un acto de total sumisión a la voluntad de vivir. 

Quien comete un suicidio busca con desesperación liberarse de males y dolores antes que acabar con su vida. Si pudiera escapar de los males que lo angustian sin recurrir a la propia muerte, lo haría. Un suicidio es realmente una manifestación de voluntad de vida.

El suicidio, lejos de negar la voluntad de vivir, la afirma enérgicamente. Pues la negación no consiste en aborrecer el dolor, sino los goces de la vida. El suicida ama la vida; lo único que le pasa es que no acepta las condiciones en que se le ofrece. Al destruir su cuerpo no renuncia a la voluntad de vivir, sino a la vida. Quiere vivir, aceptaría una vida sin sufrimientos y la aceptación de su cuerpo; pero sufre indeciblemente porque las circunstancias no le permiten gozar de la vida.

Shopenhauer


6/11/12

· Desolación ·






Tengo la lágrima fácil para las emociones cortas. Lo que dura una escena en cualquier gesto de la vida cotidiana, en los segundos en los que transcurre un recuerdo entrañable.
No tengo lágrima fácil para las dificultades largas que requieren un proceso de resolución razonado y analítico.
Es muy probable que el termómetro hormonal tenga su influencia en las variables de  provocación lacrimógena.
Pero quedan las emociones de lágrima sentida, intensa y de duración estimada entre 60 y 120 minutos. 
Son lágrimas derramadas por dos motivos: la impotencia y la injusticia. Estas llantinas son las que impactan como un meteorito sobre mi ser y las que duplican el enrojecimiento y el tamaño de mi nariz, mis párpados y mis labios. No son frecuentes pero sonadas. 
Hoy ha sonado una de ellas por dos motivos: la agonía de unas niñas aplastadas en una marabunta de insensatez, amigas de mi hijo que viene del homenaje de velas encendidas en el metro de nuestro barrio. El otro, es la visión de unos preciosos ojos azules derramando lágrimas, aferrados a los barrotes del balcón de una casa desalojada a la fuerza.   Desolación.



3/11/12

En mi memoria: García Calvo.



Agustín García Calvo fue uno de mis maestros en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense. Esperábamos en la puerta del Aula Magna como si fuéramos a participar en un acto sagrado de enorme enriquecimiento espiritual. Y así era. Cada clase magistral ensanchaba  nuestro espíritu crítico [en el sentido filosófico del término] en unos cuantos centímetros. De tal modo era, que escuchar distintas oratorias del Maestro ya fueran sobre los clásicos, las locuciones latinas, la permanencia del Ser... Todas ellas eran garantía de volver a poner el pie en el pasillo con el espíritu aumentado y satisfecho.
En varias ocasiones, tuve oportunidad de tomar un café con él en el bar de Filosofía. El Maestro se transformaba en un alumno más, sentado en la mesa donde también jugábamos al poker. Apartábamos la baraja y se sentaba con nosotros. Eso era poner un pie en el pedestal y otro en la acera de la realidad de la que tanto huía. 
Después de mucho tiempo tuve la gratísima sorpresa de encontrármelo con la palabra tomada en una asamblea del 15M. Tuve la certeza de que me orientó bien entonces y que supe seguir sola el camino marcado, sin perderme, hasta reencontrarme de nuevo con él. ¡El corazón se me hizo sol!

Fue impacto y huella en mi ser la capacidad oratoria y provocadora de su discurso destructivo y desesperado con el que desenmascaraba la mentira de nuestro tiempo. Siempre dijo NO al poder, al estado, al capital, al individuo, a la pareja, a la familia, al progreso. Su pensamiento fue el del descreimiento para hacernos descubrir que la realidad es una mentira. 

Me transmitió el arte de desaprender. Eternamente agradecida, Maestro. 

Sit tibi terra levis.



31/10/12

· Conflicto olvidado ·


El pueblo saharahui está personalizado en el Frente Polisario, oficialmente considerado como el representante legítimo del pueblo con derecho a la autodeterminación. Desde el alto el fuego del frente Polisario en 1991, el referendum de autodeterminación ha sido relegado por la obstrucción de Marruecos ratificada por la silenciosa connivencia de España y Francia. 
En 1976, huyendo de los bombardeos marroquíes, el pueblo saharaui abandona su hogar y se refugia en el desierto argelino cerca de Tinduf. La población refugiada es de 170.000 personas que esperan regresar a su tierra tras 30 años de exilio. Están agrupados en cinco campamentos cuyos nombres hacen alusión a las ciudades del Sahara occidental. Están repartidos en milayas (provincias) y en darias (poblaciones divididas en barrios). En cada daria, los servicios públicos (educación, sanidad, cultura) se llevan a cabo por voluntarios saharahuis que demuestran, día a día, cómo la vida en los campamentos de refugiados está organizada de modo ejemplar.
En la escuela primaria, los niños aprenden castellano, francés e inglés. No hay escuela secundaria ni universidad  pero los que siguen sus estudios van, sufragados por los propios saharauis, a terminar su formación a Argelia, Cuba, Libia, Rusia y España.
Desde un principio, las mujeres saharauis han desarrollado una gran labor social. Han mantenido las guarderías, escuelas, hospitales, centros de informática, autoescuelas, cooperativas de intercambio de ropa. Apenas dos años después de su exilio en 1978, las primeras mujeres diplomadas dejaban la escuela para abordar estudios superiores. Gracias a su capacidad organizativa y su tenacidad, las mujeres saharahuis han conseguido invertir las cifras de analfabetismo y, a día de hoy, entre el 90 - 95% de la población es alfabeta.
En la sociedad saharahui, las mujeres están representadas en los ámbitos civiles y políticos: más del 34% de representación. Esta alta participación social proviene de su cultura nómada, pero sobre todo, proviene de la ausencia del género masculino, activo en la rivalidad guerrera durante años ( 1976 - 1991). Tras el alto el fuego, los hombres regresaron a los campamentos militares y se encontraron con mujeres más educadas que ellos.

No olvidemos. Desde hace 17 años, las negociaciones se eternizan. Es hora que las Naciones Unidas asuman responsabilidades en la resolución del conflicto. El pueblo saharahui tiene el derecho de la autodeterminación. 




23/10/12

· Sublenguaje ·


Entro en un terreno pantanoso. Desconozco el modo riguroso de expresarse en este sublenguaje pero es el que marca la pauta del lenguaje común de la pantalla.  Me fascina este descubrimiento pues vuelve a ampliarme los designios de la lógica matemática que tanta dificultad me implicaron en la facultad de la filosofía. 
La forma [sintaxis] de una sentencia en lenguaje de programación está configurada sobre el lenguaje de la lógica matemática: por convención científica, inamovible. Pero ¿Sobre qué se basa su significado [semántica] ? Pues también sobre convencionalismos. 

Y es lo que me fascina.

Estas son algunas de sus bases:

-Semántica de traducción: cada sentencia se asocia a otra sentencia en un lenguaje objeto de los significados. [4*5: apila 4, apila 5, multiplica].
- Partiendo de la gramática intercontextual, se le pueden añadir atributos semánticos que se asocian a las categorías sintácticas.
- Existen ecuaciones semánticas que calculan el valor de los atributos.

Y así, hasta una fascinante infinitud de posibilidades de combinación léxico-matemática.


21/10/12

· Relación del viaje por España ·



En Relación del viaje por España (1691) Madame d´Aulnoy escribe un diario del viaje por el país. La escritora francesa es conocida  por sus cuentos de hadas y sus tertulias literarias pero son obviados sus escritos sobre astrología porque nunca fueron editados; aún así, se sabe que investigó con pasión sobre las influencias planetarias. Su relato del viaje por España tuvo mucha repercusión en los ambientes literarios franceses de finales del S. XVII. Es más: su exótico retrato ibérico hizo furor entre los lectores franceses pues su Relación aprovechó el apogeo que tuvieron entonces en Francia los relatos de viajes y la escritura epistolar. 
Su periplo fue narrado en distintas cartas dirigidas a una prima suya francesa. Aunque ningún documento lo certifique, parece ser que su madre se exilió en Madrid huyendo de una acusación judicial. Es probable que Catherine d´Aulnoy hubiera venido a visitar a su madre entre 1679 y 1680. Actualmente, muchos estudiosos de su obra intentan dilucidar si realmente viajó a España o si sus descripciones fueron un plagio creativo. Independientemente de la veracidad de su estancia, lo esencial del relato es la multitud de minuciosas  descripciones sobre las costumbres españolas de la época. Tanto es la consideración de su obra que tiene varias entradas en la Enciclopedia de Diderot. La Relación del viaje por España es reconocido como el más célebre y el más instructivo relato de una travesía por la España del siglo  XVII.


Relación del viaje de España , Madame d´Aulnoy, 1691



11/10/12

El niño Juan.


Bajo los párpados del niño Juan 
aletean las mariposas negras del vendedor de sandías.

J.C. Mestre

El niño Juan viene de un mundo silencioso. 
Dice más con el gesto que con la palabra. 
Su presencia camina sigilosa por mi territorio. Está. 
Lo percibo por sus pasos de sioux. Su presencia tiene compostura. 
El niño Juan riega mis plantas con el móvil en el bolsillo. 
Su bolsillo rapea el himno de Barajas.
El niño Juan es comedido con la comida. 
Sabe terminar los platos hasta dejarlos sin resto.
Valora un plato de comida. 
El niño Juan sabe escamotear lo necesario. 
Su herramienta recién afanada
arma en segundos cualquier artilugio. 
Tiene maña.
El niño Juan sale a recibirme con una sonrisa.
Resplandece en la oscuridad. 
Me muestra la aplicación del piano clásico que se ha descargado gratis of course.
La sonrisa del niño Juan enciende la luz de mi casa cuando llego. 
Me sigue en twitter y me extiende 
la mano con un sílex. 
Su modo de empleo disimula su gesto amoroso. 

El niño Juan ilumina mi estancia.




6/10/12

· Homage to Catalonia ·





Fue un libro escrito por George  Orwell publicado en 1938 en el que narra su participación en la guerra civil como afiliado al Partido Obrero de Unificación Marxista [POUM] . A lo largo de la narración, Orwell describe el antagonismo ideológico entre el anarquismo y el comunismo pero dejando patente su implicación en el combate contra el fascismo. En su relato, Orwell no oculta su admiración sobre la forma en que los anarquistas de Barcelona controlan los espacios públicos en una ciudad tan amplia y la administran siguiendo sus principios libertarios modificando costumbres y hábitos cotidianos entre la  población civil. Orwell llegó a Barcelona en diciembre del 36 y se compromete con las tropas republicanas combatientes contra el levantamiento. Tras un período de entrenamiento en el uso de las armas, pasa al frente de Aragón entre febrero y mayo del 37, mes en el que resulta gravemente herido en la garganta y es inmovilizado y retirado a Barcelona para su recuperación. En el mes de junio, Orwell teme  por su vida y abandona España.


El aspecto de Barcelona resultaba sorprendente e irresistible. Por primera vez en mi vida, me encontraba en una ciudad donde la clase trabajadora llevaba las riendas. 



30/9/12

· Activistas ·


A es de Madrid, precario, fotógrafo, capaz de colocarse en cualquier parte y de salir con bien. B es extremeña, parada, con voz suficiente para ser la voz de otros sin perder la suya. C es polaca, precaria, periodista, de las que saben que la verdad no necesita adjetivos para ser revolucionaria. D es de Madrid, precario, físico, especialista en marchas, concentraciones y asambleas breves. E es de Asturias, parado y transmisor de cualquier información y en cualquier circunstancia. F es de Madrid, precaria, traductora, tan hábil con las palabras que no hay trampa que se le escape. G es de Granada, precaria, abogada, manos tranquilas hasta en plena carga policial. H es argentina, precaria, periodista y brigadista de España. I es de Madrid, parado, estudiante, hacedor de pancartas y de campañas que ejecuta con ayuda o sin ella. J es de Bilbao, precaria, guionista, y entre acta y acta, guardia pretoriana. K es de Madrid, poeta, precario y enlace entre mundos que, si no fuera por él, no se encontrarían. L es de Jaén, sindicalista, precario, tierra para que los pies pisen tierra. M es alemán, parado, cielo para que los pies pisen cielo. N es de Toledo, jubilado, militante y empeñado en recordar que sólo existe el presente. Ñ es de Madrid, parado, programador, docenas de máquinas minúsculas contra la gran máquina. O es de Valladolid, precaria, estudiante y con talento para las consignas. P es de Barcelona, parado, actor, vacuna para las simulaciones. Q es de Madrid, precaria, estudiante, detenida muchas veces y, sin embargo, sin miedo. R es de Madrid, precaria, novelista, un día empezó a caminar y no ha parado. S es gallega, precaria, cocinera, eslabón de cadenas irrompibles. T es de Madrid, parado, vallecano de profesión y, en consecuencia, bueno para todo. U es de Asturias, precaria, cámara firme al final de un brazo con vocación de mástil. V es de Madrid, jubilada, militante en su primera guerra y en su penúltima. X es de Zaragoza, precaria, bajista y constantemente en busca de una canción. Y es de Madrid, precaria, editora, la resistencia hecha mujer. Z es de Soria, parado, estudiante y promotor de la próxima Constitución republicana. Todos son activistas. Y como dijo Machado, de sangre jacobina.


Jesús Gómez Gutiérrez.  Madrid, 28S 2012.



26/9/12

· 25S rodea el congreso·



Un periodista hace fotos a mi lado. 
Te acercas mucho ten cuidado te miran mal, me dice.
 Me río pero me provoca. Me acerco más, a 10 metros. 
Una voz 
distorsionada por un casco y por la adrenalina me dice: 
deja de hacer fotos, puta. Te voy a meter 
la porra por el coño 
te voy a hacer mucho daño.
Jamás un hombre me había hablado con tanta violencia. 
El periodista se pone delante de mi y me empuja hacia atrás incitándome a abandonar el lugar.


Mi 25S.



22/9/12

¿Solidaridad de la buena?


A veces los cambios sociales acontecen por un imprevisto, pero la mayoría de las veces resultan de una acumulación de acontecimientos que hacen insostenible la injusticia social.  Hoy las injusticias sociales corren como la pólvora en las redes sociales y se comparten, se retuitean, se difunden y delimitan un perfil de creencias que a su vez delimita un perfil de "ser social"  aplaudido por sus afines. Es positivo. Nunca la sociedad ha tenido un acceso tan directo e inmediato al atisbo de verdad.  Esta contienda es imprescindible para difundir la inmoralidad operante. Participo de ella.  

Pero 

¿Mientras tanto? ¿Qué hay de los verdaderos desfavorecidos? ¿Quién actúa con ellos hasta que los privilegiados intelectuales  consigan un cambio? ¿Cuántos intelectuales de blablabla comparten algo de su vida mientras vociferan desde su poltrona de puesto y sueldo su solidaridad de blablabla?

¡ Qué fácil ! ¿Cuántos actúan en fraternidad? ¿Cuántos dedican un pequeño porcentaje de su tiempo a un desfavorecido? ¿Cuántos un pequeño porcentaje de su pasta acomodaticia y gansa en cubrir la alimentación de uno solo, tan solo uno, de los miles que tienen en la alacena un paquete de arroz y otro de lentejas para compartir entre cuatro hasta llegar a fin de mes? ¡ Qué fácil es ser solidario con blablabla!

¿Cuántos en silencio y sin aspavientos son los verdaderos solidarios ofreciendo unas horas de su tiempo y unos euros de su bienestar? 

Mientras los revolucionarios de sillón proclaman solidaridad sin hacer un gesto, muchos miles actúan en silencio aliviando el dolor de los oprimidos sin proclamarlo a la comunidad,  sin tuitearlo, sin compartirlo, con la difuminada esperanza de que sus intelectuales harán la revolución.





16/9/12

· Memorial de la Shoah ·



Berlín. Monumento situado entre la puerta de Brandenburgo, Potsdamerplatz y el búnker donde se suicidó Hitler. Arquitecto: Peter Eisenman. A vista de pájaro es un enrejado perfecto. En sus intersticios es un angustioso laberinto. 2711 bloques de cemento de 2,38 m. de largo por 0,95 m. de ancho y alturas variables entre 0,2 m. y 4,8 m. de alto. Piso ondulado e inclinado sobre una superficie de 19.000 metros cuadrados. Primer monumento construido en Alemania en memoria de las víctimas del holocausto nazi.


14/9/12

El séptimo cielo


7

En cada uno de los siete cielos se dice que Mahoma encontró siete mensajeros.


Un instante después, llegó al séptimo cielo, término de su ascensión. Allá vio a la más grande criatura y prodigio mayor del divino poder; un ángel con setenta mil cabezas. Cada cabeza tenía setenta mil caras; cada cara setenta mi bocas; cada boca setenta mil lenguas que hablaban setenta mil idiomas.

7


5/9/12

· Tristán e Isolda ·


La gesta de Tristán e Isolda procede de la narración oral y franquea la barrera del papel en el siglo XII. Fueron muchas sus versiones escritas pero las más sonoras fueron las de Béroul y Tomás de Inglaterra.  En torno a 1905 J. Bédier sincronizó una versión completa de la leyenda a partir de las dos composiciones anteriores además de los escritos de Eilhart von Oberge y de fragmentos anónimos.  Desde entonces esta interpretación ha sido la obra de referencia para el conocimiento de la hazaña amorosa entre Tristán e Isolda.
Es posible que el origen de este vínculo irresistible no se escribiera en una sola vez sino que se fue fraguando progresivamente en la transmisión oral al hilo de las reinterpretaciones y reescrituras enriqueciéndolo con sus alteraciones geográficas y culturales. 
La diferencia esencial de esta fábula pasional con respecto a otras de misma naturaleza, reside en la incapacidad de los amantes de amaestrar su deseo. En la tradición cortesana el deseo es fecundo porque nunca es perpetrado pero es el aliciente para que el poeta inicie su canto. Sin embargo, en el caso de Tristán es el filtro amoroso que bebe el que incita el deseo irremediablemente, transformándose en una germinación de angustia más que en un motivo de exaltación.  Al culto del deseo de la tradición cortesana le ofrece resistencia el arrebato destructor de Tristán. Pasión funesta de la que hay que evadirse.

Encuntre tuiz engins d´amur!  

Así bebió de este filtro Wagner [ Tristan und Isolde, 1865]




18/8/12

· Hércules ·



Muchos viajeros ilustres visitaron el templo del fenicio Melkart, posteriormente transfigurado en Hércules. Muchos escritores clásicos narraron la conmoción que sacudió a Julio Cesar en el templo ante la magnitud de la estatua erigida en homenaje a Alejandro Magno. Sus lágrimas pudieron ser de emoción sentida ante semejante distinción, aunque también ante semejante rivalidad. 
El templo estaba emplazado en la isla de Sancti Petri unida, antiguamente, con la isla de Cádiz. Parece ser que en el templo de Melkart fue enterrado Hércules, fundador de Cádiz, adonde llegó para realizar uno de sus doce trabajos: el robo de los toros rojos del gigante Gerión a quién mató en la hazaña.
Del templo de Hércules ya no queda nada pero las mareas han ido sedimentando sobre la arena vestigios de su gesta.



15/8/12

5 3 6 2



Durante tres días el número 5362. 
Cuatro números insignificantes aleatoriamente correlativos pero que tienen un significado preciso. Son 44 meses en ángulo recto hasta llegar 5362. Me hubiera gustado detenerme y suspenderme en este descanso manso, silencioso y apacible por el placer de juntar 53 y 62 en una pausa ceñida a un oasis circular. 
Es la precisión de la aguja que avanza en el tiempo esférico y se detiene en el minuto, inmóvil, que duran 60 segundos. Arranca de nuevo el motor de la palabra y empuja la aguja al 5363. Una delicia la tregua en la estancia 5362. Concordancia de días y números exactos.


7/8/12

· El nudo lorquiano ·


Cuando fusilaron a Federico García Lorca en Víznar, Leonard Cohen tenía dos años y dos meses y balbuceaba pasos sobre el suelo de Montreal. Las pisadas de Lorca y Cohen se cruzaron sobre la tierra, un, dos, tres, take this waltz, durante veintiséis meses en la cuadratura del tiempo. Huella sonora. Pero no sólo vibró el compás del tempo también hubo un espacio, un único lugar en el que convergieron: la Universidad de Columbia de Nueva York. 

En junio de 1929 Lorca se marcha a Nueva York y se matricula en la Universidad de Columbia hasta enero de 1930. Allí escribe su poemario Poeta en Nueva York en el que refiere su descubrimiento de una ciudad y un mundo radicalmente opuesto al español. 
“Escribo un libro de poemas de interpretación de Nueva York” - manifiesta en una carta a sus padres - “Yo creo que todo lo mío resulta pálido al lado de estas cosas que son en cierta manera sinfónicas como el ruido y la complejidad neoyorkina”. 
En sus versos denuncia la injusticia y la alienación del hombre en este nuevo modelo de sociedad moderna e industrializada. Iluminado por Walt Whitman, Lorca anhela una condición humana en la que prevalezca la libertad, la justicia, la belleza y la armonía. 

En 1956 Cohen comenzó sus estudios en la misma Universidad de Columbia. El saber no ocupa lugar. O sí. Este lugar sí ocupa saber. Un saber anudado. Un nudo gordiano cuyos lazos se traban por no se sabe qué afinidad. 
A partir de aquí el nudo lorquiano: el que no se deshace ni con la aquiescencia de Zeus. Ni cortarlo ni desatarlo. El nudo lorquiano es el que se agarra en la garganta como un nudo, en el estómago como un nudo, en el espíritu como un nudo permanente que marcará la cadencia de los pasos de nuestra vida. 
Un dos tres, un dos tres, un dos tres, Take this waltz… Es una de las canciones más conocidas de Leonard Cohen y sin embargo él mismo reconoce que “traducir el Pequeño vals vienés me costó 150 horas de trabajo y una depresión”. Cohen fue atrapado por la voz de Lorca muy joven. “A los 15 años –cuenta – abrí un libro de Lorca por casualidad en una librería de Montreal. Su mundo me resultaba muy familiar. Tenía la sensación de que allí estaba la razón de ser del lenguaje. Era como la música folk bañada por la luz de la luna”. Fue tan hondo el impacto que le produjo el poeta granadino que Cohen quiso perpetuarlo definitivamente en su descendencia llamando a su hija Lorca.
En su intervención tras recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2011 Cohen insinuó su inmensa gratitud al poeta y la plasmó en la lectura del siguiente poema: 


Lorca vive en Nueva York 
Nunca volvió a España 
Se fue un tiempo a Cuba 
Pero ha vuelto a la ciudad 
Está cansado de los gitanos 
Y está cansado del mar 
No soporta tocar su vieja guitarra 
Sólo tiene un tono 
Supo que lo habían matado 
Pero no, mira 
Vive en Nueva York 
Aunque no le gusta.

* *


Publicado en el último número de la revista Standdart dedicado a Leonard Cohen.
Madrid, 2012



27/7/12





Mi alter ego pacífico.

Joni Mitchell





11/7/12



n o s e s c l a v i z a n


10/7/12

· Marea negra ·





Unos hombres se encuentran bajo tierra en un recinto cavernario. A lo largo de éste, y hacia la luz diurna, se extiende el acceso al que confluye toda la caverna. En esta morada, atados desde la infancia, tienen los hombres su residencia. Mover la cabeza no les resulta posible pues están encadenados. Sin embargo les ha sido otorgado un resplandor de luz. Entre el fuego y los prisioneros, discurre un camino para mostrar por encima de ellos los prodigios.


Platón - República, Libro VII



2/7/12

· los ojos no están aquí ·



El viejo locutor de radio
pone grupos de los ochenta, tristes como la ropa colgada
en los largos pasillos de Barlovento.
Nadie espera en aquella casa del extrarradio.
No a nosotros, como la voz del locutor
que tiembla en la bóveda de poemas
escritos en el jardín de Diana, cazadora
de nuestras almas, rocolas
chupas de cuero,
coñac de garrafa y Wittgenstein.

R.L.C.



3/4/12

· Salir tarifando ·




Salir tarifando seis días. Tarifa. Su nombre procede del árabe Al Yazirat Tarif, isla de Tarif. Este nombre le fue dado en el año 710 a la isla que se encuentra frente a su costa cuando desembarcó en ella el comandante Tarif. Allí se emplazó una medina cuyo nombre llegaría al castellano. Tarifa.
En el escudo de la ciudad se perfila una bordadura de plata, punteada en letras de sable, con la siguiente inscripción:


· Estote fortes in bello ·

Permaneced fuertes en la guerra.




1/4/12

· A b r i l ·



























Abril es el mes más cruel, hace brotar
lilas del interior de la tierra muerta, mezcla
la memoria y el deseo, estremece
las raíces marchitas con lluvia de primavera.

T. S. Eliot



.

24/3/12

· El libro rojo de Jung ·


En 1914, en plena confrontación personal con su inconsciente, Jung decide plasmar su intenso debate interior en un libro (encuadernado en rojo, de ahí su nombre) que titula Liber Novus. Trabaja en El libro rojo a lo largo de dieciséis años hasta que en 1930 interrumpe súbitamente el texto en mitad de una frase con el fin de dedicar todo su tiempo al estudio de la alquimia. En 1953 Jung retorna al libro rojo para finalizar la última imagen de la obra que dejó inacabada.
Entre una multitud de textos caligrafiados, imágenes, pinturas, mandalas, Jung se cruza con extraños personajes imaginados y mitológicos como Elías y Salomé, un diablo vestido de rojo, un eremita, un bibliotecario o un sabio judío. El Liber Novus narra la historia de un hombre que ha extraviado su alma y sale a su encuentro. Jung declaró una vez que el periodo que se inició con el Renacimiento fue una mutilación histórica del alma y que había que restaurarla volviendo a la época más elevada de la Edad Media, la de los monjes y copistas que iluminaban a mano sus tratados como tesoros de espíritu.
Por ello, emprende su obra caligrafiando pacientemente sus letras góticas con tinta china y sus miniaturas con multitud de combinaciones cromáticas.
Todas estas preciosidades benedictinas de paciente hormiga intelectual le permitieron rumiar en permanencia su texto y revivirlo, noche tras noche, como un auténtico ejercicio espiritual.

Este viaje interior a los abismos de un alma perturbada e indecisa es una exploración de sus propias desorientaciones. El lector se adentra en esta Psyche, a veces angustiada a veces plena de sabiduría, ciertamente íntima para Jung pero universal y eterna para el ser humano.


21/3/12

· Día mundial de la poesía & Día mundial contra el racismo y la xenofobia·




Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día.




· Eclosión ·


La niebla transformaba los árboles en musgo
oxidando las ramas
bañando de plomo la extensión
del humus sobre la tierra.
Todo espera la eclosión
aletargada en lo invisible.
Raíces detenidas en la intemperie
aguardan a que la magia del rayo luminoso
fulmine y encienda el fuego molecular
renovando el ciclo vital:
renacer en esencia pura
sin principio ni fin
en los que sedimentar su existencia.
Aire, luz, tierra y agua
únicos asentamientos de la naturaleza operante.


Logroño, marzo 2012


12/2/12

· Atenas ·



Atenas, te aterricé en 1991 con mucho dolor.
N. G. y R. organizaron este encuentro ateneo para mí; querían recomponerme no sólo de un dolor también de una disgregación de mi ser provocados por la muerte de mi hermana Beatriz.
Me arrastraron hasta el avión. En ese aterrizaje, vislumbré el Partenón en las alturas de la lejanía de mi primera noche del primer verano, amargo como una almendra negra.
Atenas fue el lugar de mi primera recomposición. N. G. y R. me dedicaron sus mejores intenciones. Me aliviaron con afecto en sus atenciones diarias. Pusieron todo su amor en el asador de los octopus, Χταπόδια , y me los sirvieron en bandeja. N. alquiló una vespa para evitarme el duro ascenso al Partenón bajo un sol de justicia. Me agarré a su cintura y fue silbando hasta arriba, melodías absurdas que me hicieron sonreír y ascender el nivel de mis glóbulos rojos.

Atenas me reparó.

Volví a aterrizarla dos veces después para reconocerla en su belleza desapercibida antes, para compensar la devoción con la que fui atendida en sus calles.
Las revueltas de Atenas me revuelven umbilicamente.

Por simbiosis.

Siento mío el ardor de tu pueblo. Tal vez te reencuentre para preservar lo que es vuestro.


11/2/12

· Granada ·


Arrastro mi maleta, cojo las llaves de un coche nuevo y confortable.

Me dirijo hacia un lugar que conozco bien pero que hace años no piso. Es la región del libre albedrío.

Arranco hacia la extremadura de las desataduras, el lugar donde se inicia un horizonte nuevo, sin rumbo, en el que está garantizada la plenitud de la acción.

En el gris metálico de un suelo de amianto y abril, en el gris metálico de un cielo, veo descender por la pendiente el gris metálico de una nave que viene a mi encuentro.
Todo en mí sonríe y reverbera.
Alcanzo la explanada y chequeo la mirada azul, plácida como el cielo del 25 de abril. Se baja de la nave, me desplaza de mi asiento para tomar el control de mi nave espaciosa y reluciente de pantallas luminosas.
Duerme, reclínate, yo te llevo.
Serás la Reina de Granada por unas horas.
Me reclino sobre palabras distintas. Respaldo seguro, sereno, confortable. Comemos, paramos, y una voz apacible me rinde feliz.
El temperamento cálido de Granada nos entrega aún más a esta indolencia que arrastramos sobre las ruedas.
Ponte más guapa. Te espero abajo.
Encontramos el mejor sitio para descargar en la feria del libro de Granada. Cielo malva, aceras blancas, la providencia del trébol de 4 hojas nos escoge el aparcamiento privilegiado.
No tolero que cargues mis cajas de libros sobre los hombros, como un esclavo. No puedo.
Sí, tira, me da igual, todo es para que brille mañana. Lo hago por ti.
Depositamos en las casetas de los libreros que nos miran incrédulos.

20 ejemplares aquí, 20 en esta otra.

Es finales de abril y pensaba que el tiempo era cálido de rebeca. La prisa olvidó mi rebeca y el frío de la sierra granadina es cubierto sobre mis hombros por una cazadora que más sabe de fríos que de temperaturas imaginarias.

Repartido el todo, comienza a despegarse un beso infinito que va subiendo a la altura de unos cipreses esbeltos dentro de un patio finito por ecos transparentes.

Transcurren ocho horas.
En doce, no llegamos...

¡Para! Me bajo, tomo un taxi, llego antes. ¡ Mesperan !.
¡Mírate el pelo despeinado!
Mentretienes con el desaliñar y llegamos.

¡Qué buen malabarista eres!

Sucumbimos al desasosiego del final en una gasolinera, desnudándome a los ojos de todos sin importarme, despojándome del vestido y calzándome el vaquero roto que tanto nos une para emprender un viaje de vuelta descalza sobre el hechizo

escuchándote.


· 25 abril, claveles rojos ·