23/12/11

Saturnalia o la fiesta de los esclavos




En el diciembre de la antigua Roma y durante la edad de oro, se celebraba la Saturnalia en homenaje a Saturno, dios de la agricultura y las cosechas. Esta celebración de un día se prolongó posteriormente del 17 al 23 de diciembre. Durante esta breve época dorada, la Tierra producía lo suficiente para todos y no había guerra ni discordia.
La Saturnalia duraba una semana de fiesta con abundante comida y bebida en la que se intercambiaban regalos. Además, se alteraba el orden social: los esclavos se transformaban en amos desempeñando altos cargos de estado; podían atreverse a injuriarles sin castigo a cambio. Las escuelas y los comercios cerraban, se concedía libertad a los presos y se suspendían las ejecuciones. Esta fiesta pagana era una conmemoración del fin de las tinieblas y el comienzo del nuevo año.
Para el rito de ceremonia, una sacerdotisa pronunciaba estas palabras:

Ésta es la noche del solsticio, la noche más larga. Las tinieblas triunfan y aún así queda un poco de luz. La respiración de la Naturaleza está suspendida, todo espera.



17/12/11

· 365 steps ·


365 días menos.
A 92,1 km. equidistantes del km. 0.
Se vislumbra el reflejo de un comienzo en el retrovisor.
1h y 7 mn. de trayecto vibrante.
1º grado bajo 0.
2ª fila en la puerta, espera.
19 horas transcurren en un parking.
Subida.
Pisadas silenciosas y sonrientes entre adoquines.
2 paradas 2 en 2 barras.
18h. Una luz inunda la estancia.
Todo transcurre entre dos [ ]. Un balcón estrecho
sobre una plaza banal.
Sin ruido.
En la estancia silenciosa y voluptuosa
entra despacio la noche y a ese ritmo,
entre las arcadas de la plaza,
se trenzan los pasos de un apretado baile.
1h 35 mn.
8 mini-tragos se trasvasan a un vaso de plástico.
Se suben de puntillas los escalones de caracol.
Retorno a la estancia.
Arabescos de latón blanco sobre una pared verde.
Corona de voluptuosidad.
Bella durmiente.
Larga figura.
Clarea el amanecer en su tiempo real, minuto a minuto.
Desperezarse en el gris retorno.
Bonita espalda.
Tocan las 12.
Bonita escapada.
Gris retorno.
Un roce furioso revienta el neumático.
10 peligrosos minutos en un arcén
ennegrecen manos y frentes en sincronía.
Estampida feliz hacia un gélido aseo
una vez más estampado en su zaguán.
La complicidad alcanza su tensión máxima.
La lentitud del retorno es intencionada
y desemboca en una parada
con intermitentes blanco naranjas
tick, tack, tick, tack, tick, tack,
naranja, blanco, naranja, blanco, naranja, blanco,
intermitente, páralo, interminable.
Déjalo estar.
¡ No, no lo dejo estar !
Separación.
Un pañuelo inocente en el asiento de atrás
le arranca una sonrisa.
Mete la nariz para esnifar su olor profundo
se lo enrosca en el cuello desnudo
para aliviar la siguiente noche ausencia.

10/12/11

· compartir noche ·


Hablo contigo…

Hablo contigo, ignoro dónde estás, hacia qué luz busca mi ser el eco en que te escucho.

No hay usura en tu voz, yo sé que un aire limpio te respira, que algo redentor, alguna claridad que arrastra el río, lleva el pensamiento tuyo.

Hablo contigo, una intacta pasión vive en tu fósforo, una única luz que no se apaga mientras la muerte fluye, mientras la muerte sufre esta palabra.

Y hablo, hablo contigo alrededor de un hueco, alrededor de mí como el que gira mutuo, como aquel que dentro de nosotros es próximo y se acerca con su haz luminoso de pureza.

Hablo ante el destino que imagina el hombre, eso de desvalido, eso de delirante y turbio hablo contigo. Y es de noche, es de noche en los dos como metal oscuro y vemos cómo largamente la verdad extiende su único hilo de saliva, un único alfabeto en el rumor de todos.


Juan Carlos Mestre.


Gracias, hermano.




8/12/11

· La caída de la Casa Usher ·



La casa regia se cae.
A veces, las casas se componen de varias plantas
y se desalojan como las cebollas.
Una planta menos, un techo menos.
Hasta que la casa se queda en nada.
Y te dices: pero si no hubo una sacudida como la de Lorca
¿cómo se me pudo derrumbar ésta?
Sí, a veces ocurre. Entré
y por el solo hecho de andar
lo vulneré todo.
Deambulo sola por una casa vacía
a la que sólo le queda cerrar la puerta.
Siento el quebrantamiento
al salir de la estancia y ver
que incluso la luna,
la luna del escaparate
fue sesgada por la estela de un avión
y está hecha añicos.

Emprendo el camino hacia ninguna parte.


5/12/11

¿Última y primera patada a Sol ?


Para algunas personas, ocupar un edificio es grave; tan grave incluso que hay quien ha retirado el apoyo al 15M. Ha provocado rechazo porque se ha difundido la idea que ocupar una propiedad privada era un delito. Desconozco la ley, no soy jurista pero tengo un sentido cívico, social y solidario de la justicia. No es de justicia que los bancos causantes de centenares de desahucios diarios, desalojen a familias enteras, con hijos menores, ancianos, dependientes. Esos cientos de desalojos no son ilegales, no son noticia. Pero son cientos diarios.
Sí es noticia un solo desalojo hoy: el del hotel Madrid en Madrid. Fue okupado porque estaba abandonado. Y fue acomodado por gente solidaria, para que estuviera habitable para todos los desheredados de la sociedad. Los que son echados a patadas de sus casas, con patadas en la puerta. Cientos diarios, no son noticia de un día. Un desahucio de un día, sí es noticia. Ahora sí interesa este desahucio porque está trufado de anécdotas morbosas que los diarios utilizan como cebos para aumentar el número de lectores o más bien para hacer señales de permisibilidad a los que vienen. Es carne de cañón para el escarnio de los lectores. En el diario Público, autoetiquetado de izquierdas, se comentaba esta noticia con unas claves fascistas como no había leído hace años. Y Público no censura, permite, porque hace escarnio y señales a los que acaban de sentarse en la mesa.
No soy jurista pero tengo sentido cívico de la justicia. En otros países de Europa se puede okupar un edificio. Para usufructo de una familia, una pareja o un colectivo. Y pasado un tiempo habitado (no soy jurista) el usufructo pasa a ser un derecho. Mi sentido de la justicia me dice que no hay nada ilegal en ello. Sólo justicia. Desahuciar dos veces a las mismas personas no es de justicia. Desahuciados dos veces por dos de los acuciantes depredadores que sobrevuelan nuestra sociedad: el banco, primero, la administración política y fascista, después.
Primera y segunda represión. Última patada de los que se van y primera patada de los que entran derribando la puerta.

Mis obligaciones laborales no me han permitido asistir a esta protesta, pero lo hago ahora desde este mini-megáfono.


4/12/11

· La escalera en perspectiva ·



La escalera probablemente existe desde que se tuvo la necesidad de superar el desnivel de un terreno.
La primera escalera data del año seismil a.c. más o menos, lo que la convierte en la estructura arquitectural más antigua de la humanidad.
Unas piedras colocadas para facilitar la ascensión o unos troncos estratégicamente alineados para proporcionar un descenso infalible, la gradería asegura el desplazamiento vertical.
La escalera se utilizó para garantizar una posición estratégica con respecto al enemigo. Siempre en una elevación superior. Desde una posición superior.
Aunque la escalera haya facilitado ese ponerse encima, también los peldaños han permitido el ascenso a montañas sagradas, lo que indica que la escalera también se ha erigido con fines espirituales.

Las pirámides de Egipto tienen escaleras interiores que descienden a las tumbas sagradas y escaleras exteriores que conducen a los firmamentos astrales. Confucio utilizó la escalera para alcanzar los reinos celestiales. La torre helicoidal de Babel estaba rodeada de una escalera elíptica por la que subían y bajaban frenéticamente todas las lenguas con el fin de consensuar un lenguaje único y universal para la humanidad. También para Borges, su biblioteca de Babel se compone de un número indefinido de galerías hexagonales desde las que se ven interminablemente los pisos inferiores y superiores por los que serpentea una escalera espiral que se abisma y se eleva hacia lo remoto. Escher, iluminado por los alicatados simétricos de la Alhambra, hizo un prodigioso tratamiento de la geometría y la perspectiva. Su talento artístico consistió en engañar nuestros sentidos mediante la representación de escaleras imposibles pero tratadas gráficamente con aparente normalidad. En las artes plásticas, la ascensión suele ser metáfora de elevación hacia la sabiduría, hacia un estrato superior hacia el que tiende el ser humano. Al contrario, el descenso es metáfora de degradación y sumersión en la oscuridad.

Los franceses tienen una expresión: l esprit de l´escalier. El espíritu de la escalera. Es lo que se piensa bajando la escalera. Lo que se pudo o se debió decir y no se dijo. La inspiración vino descendiendo la escalera de la tribuna (Didérot). También Rousseau en sus Confessions establece ese rellano de la escalera como el lugar en el que súbitamente se detuvo para transformarse definitivamente en un misántropo.


2/12/11

· Nicanor Parra _ Premio Cervantes 2011 ·


El mundo moderno es una gran cloaca:
Los restoranes de lujo están atestados de cadáveres digestivos
y de pájaros que vuelan peligrosamente a escasa altura.
Esto no es todo: los hospitales están llenos de impostores,
sin mencionar a los herederos del espíritu. [...]
Los industriales modernos sufren a veces el efecto de la atmósfera envenenada,
junto a las máquinas de coser suelen caer enfermos del espantoso mal del sueño
que los transforma a la larga en unas especies de ángeles.
Niegan la existencia del mundo físico
y se vanaglorian de ser unos pobres hijos del sepulcro.
Sin embargo, el mundo siempre ha sido así.
La verdad como belleza, no se crea ni se pierde
y la poesía reside en las cosas o es simplemente un espejismo del espíritu.

De: Poemas y antipoemas, 1954.



23/11/11

· A todas luces ·



Por favor bombilla de castillo flaco

¿Cómo dice? ¿de castillo, flaco?

Flaco favor...

¡Ustés de allende!

¿Allende?

Allende los mares

Si, de Casquería Fina

Se ha equivocado destablecimento, esto es una férrea tería

¿Entonces?

Bombilla de castillo fino

¿De finas almenas?

Sí, de almenas dentadas

almendradas

Se ha equivocado destablecimiento, esto es una clínica zen y tal

¿Entonces?

Bombilla de casquillo fino

¿de 40, 60 ó 100 vatios?

de 60

¡A todas luces!

¿De los 60 del siglo de las luces?

No, de bohemia,

luces de bohemia,

como el cristal.




16/11/11

· Ryuichi Sakamoto ·

R-5, Erre cinco en Pekín.

6 personas 6

3 delante 3 detrás.

Monzón de agosto en oriente.

El limpiaparabrisas, en su vlin-vlan de viejo y a todo meter no podía con los cuajos de lluvia.

Para la merienda, galletas de chocolate especial.

Risas, risas sonoras con eco en una guantera vacía de papeles y destornilladores.

Pekín, manillares horizontales y libélulas en Zig! Zag!

Y una banda sonora original

B S O

Sakamoto, Or i en tal.


Hoy, se lo he susurrado entre bambalinas.


Feliz.



7/11/11

· p a l a b r a ·



Más que tomar la palabra, habría preferido verme envuelto por ella y transportado más allá de todo posible indicio. Me habría gustado darme cuenta de que en el momento de ponerme a hablar ya me precedía una voz sin nombre desde hacía ya mucho tiempo: me habría bastado entonces encadenar, proseguir la frase, introducirme sin ser advertido en sus intersticios, como si ella me hubiera hecho señas quedándose, un momento, interrumpida. No habría habido por tanto inicio; y en lugar de ser aquel de quien procede el discurso, yo sería más bien una pequeña laguna en el azar de su desarrollo, el punto de su posible desaparición.



De lenguaje y literatura
Michel Foucault




1/11/11

· Rito animal ·


Me fascina observar las hormigas. Entro en un trance natural que me traslada al no ser de la naturaleza. Me sosiega, me reconcilia con mi estado natural.
Una vez, me sorprendió ver cómo las hormigas transportaban los cadáveres de sus compañeras de regreso a su campamento. Supuse que lo hacían para celebrar un duelo con su tribu hormiga. Luego aprendí que era esa la finalidad en mi apasionada lectura de Konrad Lorenz. Por él, descubrí que en las parejas de diferentes especies de animales, los individuos se apartaban del grupo después de vivir la muerte de su compañero. En todas las especies, los individuos han mostrado cambios de conducta asociados a la muerte de algún animal al que estaban vinculados. ¿Es ésto, de alguna forma, conciencia de muerte?
El caso de los elefantes es el que más me impactó por su semejanza con el duelo humano. Los elefantes, en su camino de retorno al campamento primigenio que abandonan temporalmente en busca de alimentos, agua y mejor clima, en su vuelta al origen, tropiezan con los restos de algún compañero fallecido en su trayecto de ida. Ese encuentro les provoca una reacción de agitación, desorientación, tensión y emisión gutural de un sonido semejante a un lamento.
Este reencontrarse con los restos de un ser de nuestra tribu tiene una larga historia antropológica y evolutiva en la que las influencias culturales y religiosas han ido sedimentándose en el rito ancestral y funerario. Mis seres queridos están enterrados en lo alto de una rambla almeriense sobre el mar. La gente de aquel lugar rinde homenaje sencillo a sus muertos con flores, velas y cánticos. Mi participación en sus celebraciones siempre me ha producido sosiego y reconciliación con mi estado natural.
He observado a un hombre susurrar a los caballos y conseguir con una sola y larga cinta amarilla que se movieran en la dirección indicada; sin emitir un grito, sin dar una orden, sin imponer el hierro de una brida en la boca. El gesto de un brazo en armonía con el movimiento oculto de la naturaleza me ha producido sosiego y reconciliación con mi estado natural.


27/10/11

16/9/11

· edición crepuscular ·


Se diría que el libro en soporte papel que alimenta una industria fabulosa de prototipos, en cierto modo está en peligro de extinción y desprende ya el extraño aroma de lo crepuscular. Los discursos retóricos y satisfechos en torno al libro se contraponen a nuestra diaria experiencia marcada, entre otros factores, por la disminución de la lectura en centros escolares, la pobre dotación de nuestras bibliotecas públicas o los programas de fomento del libro. La lectura, que es y ha sido un factor clave en el acceso al conocimiento para la formación del individuo, parece considerada como un lujo inaceptable en el mundo de la utilidad inmediata: está creciendo el analfabetismo de los alfabetizados. Asimismo, los movimientos de concentración y transnacionalización editorial han llegado a alcanzar niveles más que significativos.

Esta nueva situación evidencia la distancia, sin precedentes en nuestro país, entre los grandes grupos de comunicación multimediáticos (también propietarios de sellos editoriales) y las editoriales pequeñas y medianas. Se configura así, un panorama cultural e industrial del libro que reclama un análisis y una valoración urgentes toda vez que sus efectos ya se hacen notar en todo el proceso del libro: en la elección de los textos, en cómo se producen los libros y en cómo éstos se comercializan y promueven ante la sociedad lectora.

Se observan con preocupación ciertas prácticas que dificultan el acceso a las librerías de los fondos de editoriales independientes, o que tienden a debilitar el sistema del precio fijo. Las mismas instituciones del sector precisan renovarse para dar respuesta a las nuevas exigencias del mercado.

Las administraciones responsables de la Cultura del Libro parecen convencidas de habitar en el mejor de los mundos posibles. En cualquier nivel, -municipal, autonómico o de la administración central- se constata la consolidación de dotaciones presupuestarias a todas luces insuficientes para el fomento de la edición y el desarrollo de la lectura pública, vulnerando, entre otros, el derecho de autor. En este contexto, edición e independencia son nociones socialmente necesarias que han de seguir vinculadas.

Los editores independientes que desde su opción personal apuestan por la calidad, defienden el valor simbólico de la edición y se sienten cómplices de los autores, los libreros, los bibliotecarios, los lectores y los ciudadanos comprometidos con los valores que el libro intrínsecamente entraña.



13/9/11

· suicide ·

Soy vitalista.

Tengo un sentido naïf de la vida.

Ilusa.

Suelo sonreír siempre que puedo, hasta cuando hablo por teléfono.

He sido capaz de sonreír a las adversidades más atroces de mi vida. Probablemente es innato y no una voluntad. Sólo sería capaz de quitarme la vida si la viera amenazada por un peligro natural o artificial inminente como el ilustrado. También me quitaría la vida para no hacer sufrir a mis seres queridos con una agonía prolongada o una muerte anunciada.
Pero tengo un profundo respeto a los que premeditan quitarse de en medio. Schopenhauer me abrió la puerta en la facultad de la filosofía con una profunda reflexión sobre el sufrimiento, dolor y muerte. Para el filósofo, el origen de todo mal se ha de buscar en la insaciable voluntad de vivir. El suicidio sería entonces, el acto más sublime del querer del hombre, siendo un acto de total sumisión a la voluntad de vivir. Quien comete un suicidio busca con desesperación liberarse de males y dolores antes que acabar con su vida. Si pudiera escapar de los males que lo angustian sin recurrir a la propia muerte, lo haría. Un desahucio, una falta de ocupación laboral con ingresos monetarios, una carencia de ayudas administrativas, una desolación total de principios éticos de una sociedad rendida a las leyes monetarias, una desorientación en la brújula de los conductores... Si pudiera escapar, impotente, a todos estos males que le acosan, se produciría según Schopenhauer la paradoja de que el suicidio es realmente una manifestación de voluntad de vida.

El suicidio, lejos de negar la voluntad de vivir, la afirma enérgicamente. Pues la negación no consiste en aborrecer el dolor, sino los goces de la vida. El suicida ama la vida; lo único que le pasa es que no acepta las condiciones en que se le ofrece. Al destruir su cuerpo no renuncia a la voluntad de vivir, sino a la vida. Quiere vivir, aceptaría una vida sin sufrimientos y la aceptación de su cuerpo; pero sufre indeciblemente porque las circunstancias no le permiten gozar de la vida.

"Sobre el dolor del mundo, el suicido y la voluntad de vivir", Schopenhauer.


11/9/11

· N Y 1 1 S ·


Pertenezco a la tribu de los callejeros.
De los que bailan claqué en los parqués de árboles oscuros
de los que duermen sobre cartones ondulados
de los que abren sus puertas lacadas y crujientes al sol
de las que agitan el brillo de sus pantys
de los que pasean publicidad por trece dólares/hora
de las que abren sus piernas para dejar pasar una paloma indiferente
de los pakistaníes que pedalean sus rickshaws
de los que hablan a gritos consigo mismos
de los que agitan sus cascabeles de limosna
de los que protestan alzando un cartón
de los que llevan la visera hacia atrás
de los que cantan blues en los vagones del metro
de los que persiguen ardillas domesticadas.


New York is blue.




3/9/11

· fiebre inteligente ·


Sin ser amigos por los que se daría un tiempo importante de su vida, eran amigos por el hecho de compartir el espacio de 39 m2, durante ocho horas, cinco días a la semana, dieciocho meses. Ese compartir crea afinidades, crea complicidades.

Su compartir era un lugar aséptico y frío (el termostato del edificio inteligente no hace siempre simbiosis con el termostato del cuerpo) y oscuro (porque las persianas del edificio inteligente giraban, en función de la luz, tan imperceptiblemente como giran los girasoles; no con la determinación natural de éstos, sino con la programación artificial de aquéllas).

Estaban en la penumbra de la sala con idéntico reflejo azulado de las pantallas sobre su rostro. En una ruptura de silencio, buscando palabras y gestos solidarios que aplaquen el ardor, se dice:

- ¡Esta fiebre parece interminable!
- ¿Qué te pasa? ¿Estás enfermo?
- Llevo así tiempo. Me viene y me va.
- ¿Pero has ido al médico?
- Sí. Me han hecho pruebas, analíticas y no encuentran nada. Aparentemente, todo está bien.
- Y ¿Por qué no te das de baja?
- ¿Con un contrato temporal? ¿Arriesgándome a la no renovación? Hay que pagar un precio por ello. Pero desde luego, llevo el día pensando en una cama.
- Que te sea leve. Si te puedo ayudar en algo...

No respondió.




23/8/11

El arte de leer_Leopoldo Alas Clarín


No me refiero al arte de leer en voz alta para los demás, ni siquiera al de leer en sí. No hablo del arte de cómo se ha de leer, sino del arte de lo que se ha de leer.
¿Qué se ha de leer? Pensarán algunos: todo. El saber no ocupa lugar. ¡Oh sí! El saber ocupa lugar. Además ars longa vita brevis, no hay más remedio que escoger, aunque sólo fuera porque no hay tiempo de leerlo todo.

[sigue leyendo]

17/8/11

·Federico García Lorca· In memoriam

·Fábula y rueda de los tres amigos·


Cuando se hundieron las formas puras

bajo el cri cri de las margaritas,

comprendí que me habían asesinado.

Recorrieron los cafés y los cementerios y las iglesias,

abrieron los toneles y los armarios,

destrozaron tres esqueletos para arrancar sus dientes de oro.

Ya no me encontraron.

¿No me encontraron?

No. No me encontraron.

Pero se supo que la sexta luna huyó torrente arriba,

y que el mar recordó ¡de pronto!

los nombres de todos sus ahogados.




11/8/11

· Escrito con L . Gonzalo Rojas ·

Mucha lectura envejece la imaginación

del ojo, suelta todas las abejas pero mata el zumbido

de lo invisible, corre, crece

tentacular, se arrastra, sube al vacío

del vacío, en nombre

del conocimiento, pulpo

de tinta, paraliza la figura del sol

que hay en nosotros, nos

viciosamente mancha.

Mucha lectura entristece, mucha envilece

apestamos

a viejos, los griegos

eran los jóvenes, somos nosotros los turbios

como si los papiros dijeran algo distinto al ángel del aire:

somos nosotros los soberbios, ellos eran inocentes,

nosotros los del mosquerío, ellos eran los sabios.

Mucha lectura envejece la imaginación

del ojo, suelta todas las abejas pero mata el zumbido

de lo invisible, acaba

no tanto con la L de la famosa lucidez

sino con esa otra L

de la libertad,

de la locura

que ilumina lo hondo

de lo lúgubre,

lambda

loca

luciérnaga

antes del fósforo, mucho antes

del latido

del Logos.



8/8/11

· Lorca en Nueva York ·


Nueva York de cieno,
Nueva York de alambre y muerte,
¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
¿Quién el sueño terrible de tus anémonas manchadas?

*

Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
ni tus hombros de pana gastados por la luna,
ni tus muslos de Apolo virginal,
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla.



2/8/11

·Andrógino·

Tradiciones de oriente y occidente, del norte y del sur, coinciden, con una extraña unanimidad que el primer ser que vió la luz, carecía de diferenciación sexual : era, masculino y femenino a la vez. Los griegos lo llamaron Andrógino, de Andros, hombre y Ginos, mujer. Igualmente, todas las tradiciones, consideran que la caída -el pecado original del cristianismo- que debió afrontar la humanidad fue la diferenciación sexual.

Platón en El Banquete recoje a través de un diálogo entre Aristófanes y Diotima, un mito que era anterior a él y que probablemente fue establecido por los presocráticos del siglo VI antes de JC. Explica Platón que en el origen de la humanidad existió una raza primordial que contenía en sí misma las dos polaridades, masculina y femenina. Dicha raza era fuerte y temida por los dioses del Olimpo : Eran extraordinarios por su fuerza y su audacia, y alimentaban en su corazón orgullosos propósitos, que llegaban incluso a pretender atacar a los propios dioses en su morada.

Platón afirma un poco más adelante que los dioses no fulminaron a la raza andrógina, sino que se limitaron a destruir su potencia, diviéndolos en sexos. Tal fue el origen de la raza de los hombres y de las mujeres ; en cada uno de ellos, sin embargo, permaneció el recuerdo del estado de perfección originario. Y es por eso que, aun hoy, hombres y mujeres buscan inconscientemente reintegrarse en ese estado edénico primordial mediante la unión acto sexual.


http://www.youtube.com/watch?v=f8J9WssSj7Q






31/7/11

Vacaciones para los que vuelven a su tierra.


Por el desierto de asfalto

cruzáis España hasta Marruecos

tras un año recogiendo basura en París

pulimentando carrocerías en la fábrica,

enrollando maromas en Marsella,

fregando escaleras en Bruselas.

En el maletero del coche, lleváis las estrellas.

Magos de Europa, volvéis a la tierra.

30 días unidos umbilicalmente

a vuestros ancestros que os esperan

30 días entre paréntesis occidental.

Rodáis kilómetros entre líneas discontinuas.

Vuestros vástagos reinsertados

en el deber ser del gris invierno

os miran con la indiferencia

de una generación.

Os honra la cabalgadura de segunda mano;

¡Lleváis tantos soles atados

en los cielos de vuestras caravanas!




15/7/11

Leer os hará Libros.

Hola, soy un libro y vengo del futuro. He visto
libros que no creeríais. Libros sin ISBN, Personas-Editoriales,
Dispositivos tecnoartesanales, librerías
líquidas, palabras comunes, sin firma, licencias sin
restricción. Leer os hará Libros.




10/7/11

· copérnico ·

Durante la Edad Media, la Tierra permaneció inmóvil, ocupando el centro de un universo sujeto a movimiento circular uniforme,
un cosmos finito, limitado y constante donde la Tierra era el único mundo.

Nicolás Copérnico [1473 -1543] tuvo una visión más filosófica que científica sobre el universo aunque conocía bien la Astronomía y la Matemática de su época.

La revolución copernicana consistió en cambiar la Tierra por el Sol como centro del Universo. En el pensamiento cosmológico ésto significa:

º La Tierra se mueve y gira junto a los demás planetas alrededor del Sol. La Tierra deja de ser singular y pasa a ser un planeta secundario.

º El Sol sigue rigiendo el Cosmos y ocupa su posición central.

Copérnico sigue considerando el Cosmos como finito, limitado, constante, sujeto a movimiento circular uniforme
y estático, como totalidad.



30/6/11

· Segunda tertulia ·

2ª tertulia de Trama & Texturas.

Si la primera fue buena, la segunda ha sido magnífica.
Dos temas centrales: Feria del Libro (consenso total en que el modelo se debe revisar)
y precio fijo del libro (aquí aparecieron diferentes sensibilidades).
Mucha animación e intensidad comunicativa.
Para la proxima se invitara a más gente.
La lista de los que quieren venir es larga pero el local implica restricciones.




29/6/11

La República _ Πολιτεία _Politeia. [Platón]



El Libro I fue escrito hacia el año 395 a.c. La segunda parte formada por los Libros II, III y IV, fue probablemente escrita hacia el 390 a.c., antes del primer viaje de Platón a Sicilia y el tercer bloque que incluye los Libros V al X, es posterior.

* Citas:

º El gobierno será perfecto cuando en él aparezca la virtud de cada individuo, es decir, cuando sea fuerte, prudente y justo. (Platón, La República, libro VI)

º A vosotros [políticos] os hemos formado en interés del Estado tanto como en el propio vuestro, para que seáis en nuestra República nuestros jefes y vuestros reyes. (Platón, La República, libro IV).

º Allí donde el mando es codiciado y disputado no puede haber buen gobierno ni reinará la concordia. (Platón, La República, libro VI).

º La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos. (Platón, La República, libro III).



18/6/11

· 28010 · Marta Agudo - Calambur ed.


5 .

... bajo el hielo que se derrite. Misil de angustia en el
que ahogarse tras ventanas que no cesan de adjetivar.
Hoy estás herida, ayer rutilante, y mañana, quién sabe
si mañana vendré con pájaros moribundos. Siembra
silencios y recogerás soledades, dice el humorista. Habré
de callarme para recomenzar, frotarme las manos para
que desaparezcan las huellas dactilares y, en la explanada
abierta de la palma, poder sembrar las vocales de un
lenguaje propio.


6.

A de estructura, i de orgullo, e de inicio, la célebre u
de las madres extenuadas y una o que no alcanza a despedirse.
Por eso en todo lo que rechazo palpita mi postura; y entre lo que
fui y no fui, mis frustraciones; y entre lo que soy y seré,
una bandada de verbos.
Deletreo a fin de recomenzarme:
eme, a, erre, te, a;
y todo sigue igual: obediente, naufragando...




Imagen: Alberto Molina.